La crisis.

  • por

Seguramente si te interesa la psicología o Coaching has escuchado alguna vez el termino “Gestalt”.  Termino bastante popular y que Dicha palabra se asocia a un enfoque holístico; es decir, percibe a los objetos, y en especial a los seres vivos, como totalidades. 

En Gestalt se dice que “el todo es más que la suma de las partes”, donde todo existe y adquiere un significado al interior de un contexto específico; es decir nada existe por sí solo, ni aislado.

Seguramente si te interesa la psicología o Coaching has escuchado alguna vez el termino “Gestalt”.  Termino bastante popular y que Dicha palabra se asocia a un enfoque holístico; es decir, percibe a los objetos, y en especial a los seres vivos, como totalidades. 

En Gestalt se dice que “el todo es más que la suma de las partes”, donde todo existe y adquiere un significado al interior de un contexto específico; es decir nada existe por sí solo, ni aislado.

Las derivaciones de la palabra griega indican que la crisis es a la vez decisión, discernimiento, así como también un momento crucial durante el que habrá un cambio para mejorar o empeorar (Lidell y Scout, 1968). El término chino de crisis, Weiji, se componen de dos caracteres que significan peligro y oportunidad, quienes concurren al mismo tiempo (Wilhelm, 1967); la palabra inglesa se basa en el griego krinein, que significa decidir. 

La palabra crisis nos habla de ruptura y mutación, ruptura entendida como pérdida de lo pasado (es decir, hay algo que se rompió y ya no puede volver a ser como era antes), y mutación entendida como cambio, como mejora de algo ya existente, algo que va a un siguiente nivel.

Aunque todas las personas hemos atravesado alguna o varias veces por crisis, te lo dice un Sagitariano de sol que tiene un Plutón bastante activo en su carta natal… Es de vital importancia clasificar si se debe a una crisis de desarrollo (originada por nuestras etapas evolutivas, circunstanciales (originadas por accidentes o cambios inesperados y su rasgo más sobresaliente se apoya en algún factor ambiental, la pérdida de seres queridos, aquellas personas que son víctimas de crímenes violentos, y sucesos como cambios de residencia, divorcios y desempleo) o si la crisis es producto de temas emocionales o por un duelo.

La psicología las visualiza como cambios, movimientos energéticos que te ayudan a revisar tu vida y te proporcionan la posibilidad de hacer algo nuevo, diferente. 

Todos los seres humanos estamos expuestos en ciertas ocasiones de nuestras vidas a experimentar crisis caracterizadas por una desorganización emocional,  por cambios o colapso en en las formas en las que las enfrentamos.

Por un lado en ocasiones nos aburrimos de estar estancados, deseamos un golpe de suerte que nos haga de nuevo sentir que estamos vivos, vibrantes, con energía. En esos casos somos nosotros quienes generamos la crisis. (lo digo yo que pluton esta en mi Nodo sur en escorpio!!)

Y por el otro, bien podemos sentirnos estancados y que nada pasa, hasta que resulta inevitable, y nos llega la crisis a sacudirnos y pedirnos esa evolución que necesitamos.

Es entonces cuando es periodo de transición se convierte en “una crisis existencial” y, con esta frase, convertimos esa situación de cambio en algo pomposo y descomunal, donde el resultado final de la crisis depende varios factores entre ellos:

  • La gravedad del suceso,
  • Los recursos personales del individuo (fuerza del yo, estructura personal, rasgos de personalidad, experiencia con crisis anteriores)
  • Los recursos sociales del individuo (asistencia disponible de los otros, dinámicas familiares y sociales, y su red cercana de apoyo).

Mi invitación es que veas las crisis como una oportunidad para mejorar, más allá de enfocarnos en los momentos dolorosos que desencadena y busques la ayuda adecuada para potencialidad tu cambio. 

Hasta Luego.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *